Finalizada la nueva fase de excavación y restauración del castillo

Foto: Ayuntamiento de Gavà.
Foto: Ayuntamiento de Gavà.

Este verano se ha llevado a cabo una nueva campaña de trabajos de excavación arqueológica y de consolidación arquitectónica en el castillo d’Eramprunyà. Ha sido la primera intervención incluida en su Plan Director. Un documento redactado por Arcadio Arribas y Cecilia Sanjurjo, técnicos del Servicio de Patrimonio Arquitectónico Local de la Diputación de Barcelona, ​​entregado al Ayuntamiento el año 2017, que recoge las actuaciones a realizar para garantizar la pervivencia del conjunto monumental y potenciar el conocimiento entre la ciudadanía.

Los trabajos se han alargado durante cuatro meses, se enmarcan en la llamada etapa 0 del Plan, que incluye las intervenciones prioritarias para preservar el castillo. La actuación ha supuesto una inversión de 200.000 euros, subvencionada por la Diputación de Barcelona dentro del Programa Complementario de Reforma y Mejora de Equipamientos Locales, en el apartado de Edificios singulares y elementos patrimoniales.



La intervención ha sido proyectada por el arquitecto Roger Guitart, que ha dirigido los trabajos en colaboración del arqueólogo y arquitecto técnico Eduard Piriz. Las obras han sido realizadas por la empresa Recopa. Restauraciones, y se han ejecutado atendiendo escrupulosamente todas las medidas de seguridad establecidas con motivo de la alarma sanitaria por la COVID- 19.

Ampliación del perímetro de cierre y obras de consolidación

La actuación ha incluido buena parte de las intervenciones consideradas prioritarias en el plan director del castillo d’Eramprunyà, para garantizar la integridad del monumento y la seguridad de las personas.

Detallamos a continuación las intervenciones realizadas:



  • Ampliación del perímetro de cierre de protección del recinto monumental, que ahora deja expuestas una serie de estructuras.
    Estos trabajos permiten incorporar al conjunto monumental el tramo principal de la muralla, los últimos hallazgos arqueológicos (posible base de una torre de la muralla) y las construcciones anexas, actualmente fuera del recinto y que quedan desprotegidas.
    También se ha llevado a cabo la nivelación previa del terreno, la modificación del recorrido de algún tramo de la valla metálica actual y el alargamiento del trazado.
  • Consolidación de elementos y estructuras para garantizar su perdurabilidad:
    • Consolidación de los paramentos de muralla del recinto cerrado.
    • Consolidación de los muros de poniente y tramontana del recinto superior.
    • Consolidación de uno de los arcos del patio del recinto superior.
  • Reconducción provisional de las aguas de lluvia hasta el exterior del recinto cerrado. La acción del agua es uno de los elementos que más ha afectado tanto las estructuras arquitectónicas como los sedimentos del interés arqueológicos conservados. Su incidencia sobre los sillares, los morteros, el terreno y la roca sobre la que apoyan las estructuras ha provocado graves patologías a nivel de erosión, fracturas, desprendimientos, inestabilidades, etc. Actualmente, una de las principales afectaciones es la circulación descontrolada de la escorrentía del agua de lluvia en las laderas del recinto cerrado, que contribuye activamente al deterioro de la muralla.


Con el informe favorable del Departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento ha procedido también, por parte de la ADF y la empresa constructora, a la tala y desbroce necesaria dentro del recinto tanto para poder ejecutar los trabajos como para evitar la degradación de las construcciones por la acción de los árboles y arbustos. Una actuación que se ha puesto en conocimiento de los responsables del Parc del Garraf, dado que el conjunto monumental se encuentra dentro de su ámbito.

En concreto se ha talado un ejemplar de acebuche y otros tres se han desbrozado. De estos ejemplares, tres se encontraban en fase arbustiva, y uno era un pie menor. También se han retirado 6 encinas, mayoritariamente de rebrote, que estaban justo en el punto donde se tenía que actuar para evitar la degradación de la muralla por acción del agua. En esta actuación de tala y desbroce se ha priorizado la preservación del monumento.



La condición de Bien Cultural de Interés Nacional del castillo de Eramprunyà ha obligado a que el proyecto arquitectónico haya sido aprobado por la Comisión de Patrimonio Cultural del Departamento de Cultura de la Generalitat. La intervención también se ha ejecutado en coordinación y con el visto bueno del Servicio de Patrimonio Arquitectónico Local de la Diputación de Barcelona.

Por otra parte, las visitas guiadas que organiza el Ayuntamiento con el apoyo de la Unión Montañera Eramprunyà cada segundo domingo de mes que se interrumpieron con motivo de la alarma sanitaria, se prevé reanudarlas el próximo mes de octubre, coincidiendo con el Aplec de Sant Miquel -que finalmente se organizará el 27 de septiembre-, con los protocolos y medidas que establezcan las autoridades sanitarias ante la evolución de la pandemia del COVID-19.

Estudio geológico

La etapa 0 del plan director del castillo d’Eramprunyà también incorpora la realización de un estudio de riesgo geológico y la consolidación de la cisterna del recinto superior. Dos intervenciones que quedaban fuera de la actual intervención porque no contaban con la necesaria dotación presupuestaria.

El Ayuntamiento de Gavà, consciente de la necesidad de estudiar el sustrato rocoso de la colina del castillo para identificar y medir el riesgo de desprendimientos que afecten su estabilidad, ha decidido financiar el estudio geológico con recursos propios (unos 3.400 euros). Ahora está en proceso de realización por parte del geólogo David Sánchez.

La consolidación de la cisterna del recinto superior se pospone, dado que está protegida con una cubierta metálica.



Más de una docena de intervenciones

Los trabajos realizados en estos meses, suponen un paso definitivo para la conservación y restauración del castillo d’Eramprunyà. Un camino que se inició en 2007 a raíz de su adquisición por parte del Ayuntamiento, y la inmediata creación de una comisión cívica para elaborar propuestas para su recuperación.

En 2009, el Ayuntamiento firmó un convenio con la Diputación de Barcelona para actuar sobre el monumento, garantizando la estabilidad, el conocimiento, la difusión y la seguridad de sus visitantes.

En la última década se han realizado diferentes intervenciones: levantamientos planimétricos, cierre, investigaciones arqueológicas, estudios históricos, trabajos de consolidación y restauración (espadaña, cubierta de la iglesia, fachada de mediodía, y otros), desbroces, control de deformaciones y protección de la cisterna del recinto superior. También se han llevado a cabo campañas de excavación arqueológica, a través de campos de trabajo para jóvenes.

Estos trabajos pusieron de manifiesto la necesidad de redactar un plan director para establecer una metodología de actuación, identificar las prioridades y cuantificar las inversiones necesarias, que se estiman en unos 4 millones de euros. El objetivo: recuperar las preexistencias históricas y arquitectónicas del conjunto; facilitar el reconocimiento de los restos haciéndolas comprensibles para la visita pública; mantener el uso que tradicionalmente se ha hecho del castillo para el disfrute colectivo, y compatibilizar su uso con el de su entorno más próximo.

Las actuaciones establecidas en el Plan director están distribuidas en siete etapas de intervención a largo plazo. Una vez finalizada la última de ellas, habrán restaurado los diferentes recintos del castillo (soberano, inferior y cerrado) y se habrá llevado a cabo una nueva adecuación de todos ellos para la visita pública.

Sigue a gava.info en Facebook, Instagram o Twitter para estar al corriente de las noticias de Gavà. También puedes unirte al nuevo servicio de alertas y noticias en tu WhatsApp para ser la primera persona en enterarte de lo que suceda en Gavà, click aquí.



1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here